martes, 21 de abril de 2015

Soy feminista









Soy feminista porque considero que la mujer ha estado subordinada al género masculino desde hace miles de años. No importa que en la actualidad la mujer pueda votar, decidir qué carrera estudiar, administrar bienes y propiedades, divorciarse, abortar, enviar a la cárcel a cualquier hombre sólo con nuestro testimonio… De alguna manera seguimos supeditadas al poder patriarcal imperante. No lo digo yo, lo dicen otras feministas a las que admiro por sus impresionantes logros tales como criminalizar el piropo o condenar la depilación porque promueve un modelo estético que el patriarcado utiliza para controlarnos. Da igual que ahora los tíos se depilen casi más que nosotras mismas.
Porque esa es la manera que tiene el patriarcado de controlarnos; despojándonos de nuestro propio cuerpo, convirtiéndonos en objetos sexuales. Les envidio. Ellos no sienten ninguna presión social para ajustarse a ningún canon de belleza imperante. No les preocupa la caída del pelo. No están pendientes de la báscula. No van al gimnasio. Ellos no son objetos sexuales. Las chicas jóvenes adoran a Mario Casas por su carisma e inteligencia. En ninguna de sus películas o series de televisión se le cosifica despojándole de su camiseta, para convertirlo en el objeto de deseo de un puñado de púberes supra-hormonadas.






Qué fácil lo tienen ellos. Brad Pitt, Chris Hemsworth o el Miguel Ángel Silvestre ese. Todos ellos han triunfado gracias únicamente a su talento, y no a su físico. Ninguno de ellos están sometidos a torturas de gimnasio, dietas y a saber que más para ajustarse a los cánones estéticos que impone el patriarcado. No como Scarlett Johansson, que ha triunfado en Hollywood sólo por ser una rubia tonta con un par de tetas. O esas top-models como la Bündchen o la Rafaelli, que se someten al yugo de la cosificación sexual sólo porque cobran cinco veces más que sus colegas varones por hacer el mismo trabajo.
Soy feminista aunque no conozca a Clara Campoamor, Emma Goldman o Alicia Moreau De Justo. Soy feminista aunque no conozca la verdadera historia del feminismo. Aunque no me suene mucho eso de la Primera Ola o la Segunda Ola. Soy feminista porque me siento oprimida por este patriarcado, aunque no dudaré en mantener una actitud belicosa y agresiva con cualquiera que se interponga en mi camino. Me imagino que mis camaradas oprimidas en Afganistán tampoco dudan en atacar, insultar e incluso amenazar a sus opresores, como lo hago yo.
No soy feminista porque tenga algún tipo de resentimiento contra los hombres. Ni porque sea ciclotímica, tenga problemas de control de la ira o tendencia natural al extremismo. No pertenezco a una asociación feminista porque tenga un vacío existencial que deba cubrir perteneciendo a un grupo sectario, como hacen los chicos que se unen a los Latin Kings. No somos un grupo violento. ¿Las consignas machete al machote, no quiero tu piropo, quiero que te mueras o ante la duda, tú la viuda? Yo no sé dónde ves la violencia. ¿Qué me dices de las mujeres asesinadas cada año por sus parejas? Porque sí, la primera regla del manual de la buena feminista consiste en dejar a un lado el razonamiento lógico y utilizar la demagogia. Las mujeres asesinadas son nuestra arma arrojadiza principal. Si alguna vez me da por debatir contra uno de esos machirulos del patriarcado y me quedo sin argumentos, recurriré a ellas para salir airosa. Da igual si la otra parte no ha cuestionado sus muertes. No importa si no viene a cuento. Como me pongan contra las cuerdas diré ¿acaso no mueren cada año decenas de mujeres?

Soy feminista y sólo converso con feministas, leo a feministas, y me relaciono con feministas. Quiero la igualdad, y la clave para ello es la segregación. Ustedes a un lado y nosotras a otro. Por eso nos dedicamos a crear tensión y alarma social. Oye, no es nada malo segregar. Muchos lo han hecho a lo largo de la historia. El Ku Klux Klan también lo predicaban. ¡Y no nos llames feminazi!

Más en @eltivipata




6 comentarios:

  1. Como siempre dando en donde más duele. Que grande.

    ResponderEliminar
  2. esto es coña, no?

    ResponderEliminar
  3. Lo que te pasa es que formas parte del Malbado Patriarkado Relijioso Eterohopresor

    No nos la das

    http://www.disidencia.info/forum/marte-vs-venus/1591-malbado-patriarkado-relijioso-eterohopresor

    ResponderEliminar
  4. Este es el triste legado de Campoamor. Me encantaría poder preguntar a una "feminista" si conoce a personas como Emma Goldman o Alicia Moreau De Justo, o qué es la Primera Ola y la Segunda Ola. Seguro que esas dedicadas feministas no sabrían ni un carajo...

    ResponderEliminar
  5. ajajjaja estas feministas, la verdad no saben ni lo que quieren

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las incoherencias propias de quienes siguen una ideología que se sostiene por los pelos.

      Eliminar