jueves, 7 de mayo de 2015

El ataque de los clubes de fans asesinos









Voy a estrenar sección en mi blog personal, en el que analizaré a distintas personalidades del fascinante mundo del feminazismo. Como aún estoy muy verde, y antes de meterme en faenas mayores, voy a hacer guantes con unos sparrings que me abordaron el otro día en las peligrosas calles de Twitter.

Todo comenzó cuando defendí públicamente el derecho a la presunción de inocencia del futbolista Rubén Castro. Alguien había dicho que le asqueaba que a un maltratador como él le jalearan sólo por marcar muchos goles. Simplemente le aclaré que Rubén Castro era un acusado, no un maltratador, y que no sería tal hasta que un juez determinara lo contrario. Ese pequeño detalle de la presunción de inocencia que a muchos de ellos/as se les pasa un poco por alto.

Semanas después, y cuando ya ni recordaba aquel tweet, una mujer (presumiblemente) cuyo nombre era Eugenia Lemos Spain (una especie de presidenta de un club de fans de una tal Eugenia Lemos) me indicó que no era acusado, sino imputado. A pesar de ser licenciada en derecho (según ella, por supuesto) no supo apreciar que la imputación es la fase procesal en el que un juez determina si existen pruebas suficientes para sostener una acusación. O sea, que Rubén Castro ni siquiera es acusado, como yo indiqué erróneamente en un principio, sino que se encuentra en una fase anterior del proceso judicial. La letrada me quiso corregir y terminó dándome aún más la razón.

A partir de ahí, dijo que en mi blog se hacía apología del machismo y el nazismo. Entró en una espiral de tweets absurdos dónde me amenazaba con ir derechita al Instituto de la Mujer y denunciarme. En un tweet de su cuenta, pidió a sus seguidores que le desearan suerte para interponer dos denuncias (la otra era para alguien que me había apoyado), pero no debieron desearle mucha suerte, ya que ni siquiera recibió RT o FAV. Rodó una bola de paja de los espaguetis Western.









Pero lo que parecía un día normal en Twitter (insultos, amenazas, denuncias) dio un giro dramáticamente absurdo cuando fui atacado por un amigo de la presidenta del club de fans de Eugenia Lemos, y fue el presidente de un club de fans de Cristiano Ronaldo. Los dos clubes de fans se aliaron para atacarme sin piedad.
El fan de CR dijo ser hijo del policía que atendió la denuncia de la fan de Eugenia Lemos, dejando entrever la posibilidad de que podía saltarse algunos “procedimientos legales” para empapelarme. 










Cuando una amiga tuitera interviene en mi favor, el fan de CR, gran defensor de la mujer, empieza a escribir tweets bastante ofensivos y de carácter sexista hacia ella en particular, y hacia la mujer en general. Tweets que la fan de Eugenia Lemos apoya retuiteándolos. No creo que la p… de ese tweet signifique “pareja”…










El nivel intelectual de ese y otros tweets elevaron el “debate” a un nivel intelectual digno de Bob Esponja, por lo que mi amiga tuitera (muy comprensiblemente) decidió no alimentar más a nuestros simpáticos trolls. La fan de Eugenia Lemos me envió lo que decía ser la prueba de que me había denunciado, y regresó a su cueva.







He aquí una muestra representativa del “feminismo” en este país. Si por este blog me han denunciado, no quiero pensar que harán cuando publique mi libro… Me despido con un mensaje al fan de Cristiano Ronaldo. Ya sabía que tu padre era policía. De hecho, adjunto su imagen a continuación.










Más en @eltivipata





6 comentarios:

  1. Esto es lo que ha generado el generismo, que a las libertades de expresión y al sentido común se les ataca con "ahora voy al instituto de la mujer y te denuncio", así, sin más, con toda impunidad.

    Obviamente se trata de un sujeto un tanto friki el que emite tal amenaza, pero por eso esta ley es aberrante, porque a estos seres se les ampara también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peligroso es que si esta "friki" le da por denunciar a su pareja por cualquier soplapollez, lo empapela. Así está el patio. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Ejemplo claro de lo que es hoy día el "feminismo suplantador". Un femimarxismo radical y decadente basado en el victimismo, un brazo armado de la Stasi y de la denuncia entre vecinos "por si acaso".

    Un "feminismo" repulsivo basado en la fanática y totalitaria ideología de género. Un movimiento disfrazado de igualdad con oscuros propósitos y mucha cara dura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo estar más de acuerdo. Pero los propósitos de esta caterva no son tan oscuros. Son bien conocidos. Es el dinero. ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Hola, soy una persona anónima que quiere conseguir follower chasqueando los dedos.

    No te preocupes, en gilipollasespañoles.com tenemos la solución a tus problemas. Basta con cumplir dos sencillos pasos:

    1.- Crearte una cuenta NO personal fingiendo que eres president@ de un club de fans ficticio de un artista o una figura pública.
    2.- Hacer propaganda de dicho famoso y RT de los comentarios de los que están a favor o en contra.

    En serio, primero el pagafantas del club de fans de Christiano Ronaldo defendiendo a la mujer, dirigiendose a una diciendo que se la chupara: ¡bravo!

    Si lees esto, señor: Deja de masturbarte con un famoso y empieza a vivir tu propia vida.

    Luego esa señorita, ¿en serio te dijo que es abogada? Y yo soy Ministra de economía de España (valga la redundancia) y si me presionas un poco también soy Madona. Una denuncia que te hará al instituto de la mujer.

    Ahora te hablo como hija de un abogado de verdad, no de los que se ganó el titulo en las ferias de un pueblo:

    ¿Crees que vas a poder denunciar una publicación de un blogger asociado a Blogspot desde una entidad nacional cuando la empresa es multinacional? Te recomiendo en todo caso que primero contactes con los administradores de esta empresa - y a ser posible con manejo en inglés para que no te tomen como la borrega analfabeta que eres - una vez denuncies una publicación por sexismo - según tú - espera sentada en pompa y que críes raíces en tu silla.

    Pero si aún sigues queriendo denunciar por medio del instituto de la mujer: Deberías de conocer los datos del denunciado, porque sino vas a tener que denunciar a la empresa que lleva Blogspot, lo cual te llevaría a la pescadilla que se muerde la cola.

    Concluyendo brevemente, Club de Fans Eugenia, mi consejo como mujer es que borres esa cuenta, recojas la poca dignidad y educación que tienes, también la de tu alterego Christiano Ronaldo (no somos imbéciles) y te vayas a que te de un poco el aire, a ver si con suerte la poca masa gris que tienes en el cerebro reacciona y haces algo de provecho con tu vida.

    Tivi, sigue publicando. Que les pique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Por desgracia, exiges mucho cuando pides que haga algo de provecho. Por otra parte, ya es ir provocando por tu parte presuponer que esa persona aún conserva algo de dignidad. ¡Saludos!

      Eliminar