viernes, 19 de junio de 2015

La fuera de la ley







Un nuevo caso de secuestro de un menor, en connivencia con la justicia (que en España tiene una acepción diferente) y la complicidad de los medios informativos, que han censurado una información de interés general. La secuestradora es la progenitora de la niña, que decidió trasladarse con su “propiedad” desde las Islas Canarias a Galicia, donde la mantiene retenida. No en un lugar clandestino del reino de Galicia, en las espesuras de los montes galaicos, sino en un domicilio cualquiera, con el conocimiento y la complicidad de la justicia, que sabiendo que se trata de un secuestro, dan la razón a la secuestradora con su inacción.

Hace quince meses del rapto. Los padres de la menor mantenían un régimen de custodia compartida, que la sustractora lleva violando desde hace más de un año, ante la pasividad de un sistema hembrista que ha convertido a nuestros hijos en bienes administrados y utilizados por –muy a menudo- mujeres déspotas, que ejercen una insana posesión sobre “sus” hijos. La misma justicia que dice proteger el interés superior del menor en los casos de divorcios conflictivos, lleva más de un año permitiendo la felonía de una madre que se cree superior a la justicia. Y, de hecho, lo es, pues a pesar de estar incumpliendo una sentencia judicial, vive con absoluta impunidad, y no se le espera castigo o sanción alguna.

Ante la corrupción administrativa que permite (y avala con su permisión) que la secuestradora siga presumiendo de su invulnerabilidad legal, a Isaac Rodríguez sólo le ha quedado un pueril recurso; iniciar una huelga de hambre frente a los juzgados de Granadilla, Canarias. Tras quince días en huelga de hambre, y viendo que, ni la justicia ni los medios se prestan a solucionar o presionar para que el secuestro de la niña acabe, decidió hacer una huelga de sed que le llevará a la muerte en cuestión de horas. Hace poco ha sido hospitalizado (no será la primera vez que Isaac pase por un hospital) y su desesperada lucha contra el implacable sistema “patriarcal” continúa.



(Isaak Rodriguez, en huelga de hambre, encadenado en la puerta del juzgado)



Los medios informativos de todas las cadenas nacionales han censurado su lucha, nada nuevo para los que conocemos (bendito internet) la realidad de un país que ha caído en manos del integrismo feminista, la barbarie, la irracionalidad de un revanchismo absurdo, la industrialización de un odio alimentado por intereses políticos y económicos. Un conflicto artificial entre géneros que persigue fines tan ruines como los medios que emplean para ello; políticos interesados en la captación de votos, asociaciones interesadas en la subvención pública, generistas interesados en mantener sus perjudiciales puestos de trabajo…

Y todo ello es el caldo de cultivo para que en España existan leyes asimétricas en función del sexo, para que en este país haya más de veinte millones de aforadas, que pueden desobedecer con total impunidad las leyes que nos rigen (como si no fuera suficiente con ampararse en leyes ya de por sí hembristas). Esperemos que (al margen de una justicia que ya ha tomado partido públicamente por la delincuente) la pequeña sea liberada y vuelva a casa.    



Más en @eltivipata




8 comentarios:

  1. Ni un sólo medio ha publicado esta noticia. La dictadura de género está destrozando familias.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por el artículo. No me pierdo nada de tus entradas.

    ResponderEliminar
  3. Ésto no se arregla ya ni con bombas en los infames juzgados

    ResponderEliminar
  4. A ver si alguien sabe cómo crear una página web donde se diga:
    Yo no voto al... porque.... Y yo diría:
    Yo no voto al PSOE ni al PP porque el primero aprobó la ley VIOGEN que ha destrozado mi vida con denuncias falsas.

    ResponderEliminar
  5. Yo no voto al PSOE que aprobó la ley VIOGEN ni al PP que la respaldó, ya que han destrozado mi vida con denuncias falsas.

    ResponderEliminar
  6. Los periodistas no pueden desconocer lo que recoge EFE y alguna otra agencia de noticias. Los Jueces tampoco desconocen las leyes. Sin embargo, no es solo aquí. Excepto en los países (tribus) nómadas como Arabia Saudi y demás patriarcados, en los matriarcados, nos encontramos con el mismo tratamiento jurídico y mediático. Esto incluye a la ONU. No sé cómo hemos llegado a esto, pero lo peor es que no tengo ni idéa de cómo puede solucionarse. Así vamos. Sí podemos hacer cosas como hace Tivípata y otros, mujeres tb.

    ResponderEliminar
  7. El panorama político está complicado. Todos los partidos hacen muchos méritos por NO ser votados. Mucho me temo que la burbuja aún debe engordarse más antes de estallar. ¡Saludos!

    ResponderEliminar