domingo, 21 de junio de 2015

Padre no hay más que uno







La maternidad es constantemente enaltecida, recibiendo todo tipo de reconocimientos (merecidos, en la mayoría de los casos) en programas, series, películas y campañas publicitarias, además de por asociaciones o causas benéficas. Incluso en viejos proverbios y frases hechas se hace notar el concepto de la maternidad, tales como madres no hay más que una, cayendo a menudo en el error de idealizarlo en quebranto de la paternidad, a la que se suele relegar a un segundo plano. La madre siempre es la comprensión, la sabiduría, la consejera, el amor incondicional, el altruismo y el sacrificio. El padre, en el mejor de los casos, no se pasa el día en el bar de la esquina y te dedica algunos minutillos al día.
Pero hoy quiero hacer una pequeña y no muy popular exaltación de la paternidad, trayendo la historia de cinco casos de este país en el que el padre se convirtió en héroe.



Padre coraje: La historia de Antonio Holgado, conocido popularmente como Padre Coraje, fue recogida en una exitosa miniserie en la década de los noventa. Narra la historia real de un padre jerezano que, desahuciado por la justicia, adoptó la personalidad de un toxicómano para infiltrarse en los bajos fondos, y llevar al asesino de su hijo ante la justicia. El muchacho había sido asesinado durante el atraco a la gasolinera en la que trabajaba. El principal sospechoso del brutal asesinato fue absuelto por insuficiencia probatoria, pero el alter ego de Antonio Holgado se ganó la confianza del delincuente, hasta conseguir grabar su confesión. La historia, como suele suceder en la vida real, no tuvo un final feliz. La grabación fue desestimada como prueba por su origen irregular, pero dignificó a un padre que nunca arrojó la toalla.



Miguel Ángel Orquín: El alfombrero que se convirtió en médico por amor a su hija. Si Padre Coraje fue desahuciado por la justicia, Orquín fue desahuciado por los médicos, que no podían tratar la desconocida patología de Mara. Este valenciano de 41 años se decidió a estudiar medicina sólo para entender mejor la rara enfermedad que afecta a su hija. Un ejemplo de sacrificio y dedicación plena.





Antonio y Juan José: Unidos por la misma tragedia, Antonio del Castillo y Juan José Cortés lideraron a sus familias en medio del dolor, en los mediáticos casos de Marta del Castillo y Mariluz. Ambos padres han luchado de forma infatigable para esclarecer sus casos y evitar que los nombres de sus hijas caigan en el olvido, en un mundo en el que las noticas envejecen al día siguiente de emitirse. Gracias a su lucha, llegó al congreso una propuesta de cadena perpetua revisable para crímenes aberrantes.




Huelga de hambre: Si en artículos anteriores hablé del padre de Granadilla, esta vez nos vamos a Granada para conocer la historia de Manuel, un padre con escasos recursos en huelga de hambre para que su hija pueda estudiar selectividad. Un ejemplo de altruismo en el que un padre pone en riesgo su salud por el futuro de su hija.





Final trágico: Un caso más de una madre que secuestra a su hijo, sólo que en esta ocasión tuvo un giro inesperado y trágico. El malagueño llevaba cuatro años luchando por la custodia de su hija, arrebatada ilegalmente por su progenitora, y había ganado la batalla legal. Sin embargo, un sicario le esperaba en Argentina (a donde la secuestradora había huido con su “botín”) para solucionar el pleito de forma letal. El asesinato de Domingo sigue en curso de investigación, y su exmujer es la única sospechosa de haber ordenado su ejecución.




Cinco ejemplos de padres que en nada desmerecen la, a menudo, idealizada figura materna, e injustamente poco reconocidos por una sociedad que, si bien en algunos casos sigue siendo machista, en esto es profundamente matriarcal. Cinco historias excepcionales en el que podríamos decir padres no hay más que uno.




Más en @eltivipata




4 comentarios:

  1. Basta con que hayan algunos padres buenos frente a cientos de madres buenas para que la #custodiacompartida sea obligatoria por el bien de los niños. Esos hombres buenos no pueden, ni deben, ser silenciados.

    Artículo impecable, emotivo, muy digno para estos héroes. Precioso homenaje. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Vi la miniserie de antena 3 de Padre coraje. Muy grande lo que puede hacer un padre por su hijo.

    Enhorabuena por la entrada, Tivi.

    ResponderEliminar
  3. Hay otro caso parecido al del último. La abogada que había utilizado las denuncias falsas de abuso sexuales de su ex a su hija. Después de tres años él consiguio la custodia total de la niña. Ella mandó a dos sicario que lo asesinaron.

    ResponderEliminar
  4. Orquín y Holgado, dos casos de cine.

    ResponderEliminar