jueves, 15 de octubre de 2015

Beatriz Gimeno


Beatriz Gimeno



La bloguera Barbijaputa denunció el miedo que, según su nada alarmista y psicótica retórica, viven las mujeres a ser violadas a deshoras, pero su sectarismo le impide ver el miedo que sentimos muchos hombres a bajar tranquilamente a comprar el pan y ser abordados por Beatriz Gimeno al grito de ¡machista neoliberal!

Según las últimas estadísticas de ONU mujeres, el 77 % de los varones de entre dieciséis y sesenta y seis años han sufrido ser llamados machistas por Beatriz Gimeno al menos veintitrés veces en su vida. Nacida en 1962, milita en asociaciones feministas desde 1988, fecha en la que renunció a tener un trabajo serio y respetable sine die.

Es conocida por su análisis de la historia desde una perspectiva feminista-lesbiana, lo que se traduce en tener más imaginación que Julio Verne. Su persistente y misteriosa intención de lesbianizar a toda la sociedad la convierte en una observadora un tanto parcial, en lo que a historiar se refiere. Estas son algunas de sus sentencias:



“Un mundo lésbico es la solución.”



Por supuesto, Gimeno. ¡Has dado en el clavo! La solución a todos nuestros problemas no es una mejor educación, inculcación de valores éticos y morales, potenciar la inteligencia emocional y la empatía y promover la cultura. Tampoco crear unos medios de comunicación objetivos y una prensa y medios informativos con ética, ni incentivar a la participación política, manifestarnos contra la corrupción política y los comportamientos antiéticos de los políticos, ni exigir la separación e independencia del poder judicial. ¡No! La solución a nuestro mundo es crear una maravillosa sociedad lésbica. Y de paso creamos guetos sexuales o, mejor aún, dividamos la Tierra en hemisferios femeninos y masculinos y vivamos segregados.




“La heterosexualidad no es la manera natural de vivir la sexualidad.”




Tal vez sea atrevido asumir que has nacido fruto de una insana relación heterosexual, Gimeno, y que debes tu improductiva existencia al hecho de que una persona perteneciente a la casta privilegiada de los hombres le introdujo su carajo en los genitales de tu madre. Viéndolo desde esa perspectiva, es posible que tengas parte de razón cuando dices que la heterosexualidad no es una manera natural de vivir la sexualidad, pues por culpa de ella, o lo que podríamos considerar mala praxis sexual, no nos hemos privado de tu maravillosa existencia. Aquí es conveniente recordarte que el cincuenta por ciento de tu material genético estuvo atrapado y oprimido en los huevos de un hombre.


“Se sabe que cualquier mujer puede ser lesbiana.” 



Se sabe. ¿Quién lo sabe? ¿En qué estudios científicos serios te basas para afirmar, como si se tratase de una ley científica ya demostrada, que cualquier mujer puede ser lesbiana? ¿Qué significa “puede”? ¿Quién fue el inveteradamente imbécil que dijo que la condición sexual es una elección? ¿Se puede elegir ser heterosexual u homosexual?




“Voy a hacerte sentir mujer es como decir voy a violarte.”




Beatriz Gimeno también es experta en lenguaje subliminal y lectura entre líneas. Qué completita.




“[…] las mujeres, en cualquier época de la historia, habrían evitado relacionarse con hombres si hubiesen podido […]”




“En cualquier época de la historia”. Tal vez haga referencia a la encuesta que hizo el CIS sobre las mujeres del Imperio Romano en el siglo II después de Cristo.


Beatriz Gimeno, ¿cómo se siente al odiar a la mitad de la población mundial? Eres una grotesca caricatura de ti misma.      










7 comentarios:

  1. Debo ser más fea que un pie según Barbijaputa, porque yo no tengo miedo a ser violada a todas horas.

    Respeto a la señora de potemos, no sé que decir. Ella misma se ha fabricado la parodia de si misma, no hay mucho de que lo que pillar para hacer un par de chascarrillos a su salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Barbijaputa y sus neuróticas seguidoras proponen técnicas muy útiles como llevar un cigarrillo encendido... verídico. Desde luego que esta mujer da para un par de chascarrillos. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. El feminismo, en todas sus versiones, está desbocado. Tanto es así que se creen que todo lo que digan y hagan será bien acogido en la sociedad, y es evidente que no es así.

    Es como si los frikis de Star Trek quisieran concienciar de las bondades de vestirse "raro" o imponer el vulcaniano como lengua oficial, ridiculo, tanto como proponer el enculamiento masivo masculino, va a ser que no, Bea.

    Dentro del círculo "frikifem" de confianza pueden decir lo que quieran ... y fuera también, pero luego se quejan si ridiculizan sus avanzadas ocurrencias giliprogres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, Jorge, pero yo prefiero que me impongan el klingon como segunda lengua en las escuelas antes que este feminismo segregador y revanchista. ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Yo creo que lo mejor que le podría pasar al movimiento feminista, a ver, el de verdad, no el radical que tenemos ahora, es que esta señora ocupase un cargo de suficiente magnitud para que la gente se vea en la necesidad de escuchar lo que dice, o sea, que sus palabras lleguen la mayor número de gente posible, a ver si la sociedad despierta de una puñetera vez y se da cuenta que lo que los nuevos partidos y algunos viejos venden como feminismo no es más que un montón de piradas y pirados compitiendo por ver quien la suelta más gorda mientras pillan subvenciones e insultan a todo bicho que no comulgue con sus ideas.
    Miedo meten sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en eso. Yo siempre he dicho que ojalá el feminismo quiera prohibir el fútbol, porque sé que ese día el feminismo durará cinco minutos. ¡Saludos!

      Eliminar
  4. Aceptar un buen consejo es de sabios ...o al menos de inteligentes.
    En este caso sí has acertado al elegir a esta tipeja para tu post.
    L.E.

    ResponderEliminar