lunes, 12 de octubre de 2015

Jesús y las mujeres







¿Era Jesús machista? ¿Cómo era la relación de Jesús con su familia? ¿Era María virgen? ¿Estaba Jesús casado? Todo lo relacionado a Jesús y su relación con las mujeres es objeto de intenso debate. Leyendo al catedrático Antonio Piñero, experto en cristianismo primitivo, voy a intentar arrojar una pequeña luz sobre las preguntas arriba expuestas.

Desde una rama del feminismo, que podríamos llamar feminismo confesional (no, no todo el feminismo es anticlerical), se dice que Jesús de Nazaret fue el primer feminista de la historia. Aunque esas absurdas teorías caen del lado de la fantasía y no pueden ser tomadas mínimamente en serio, es obvio que Jesús no fue un rabino al uso, y que tuvo una relación inusualmente estrecha con las mujeres.



¿Era Jesús machista?

Para poner en contexto, los rabinos de Galilea del siglo I (coetáneos de Jesús) tenían poca o nula relación con mujeres (más allá de su esposa) debido a que ejercían una labor pública, mientras que las mujeres, en su mayor parte, eran relegadas a la vida doméstica. Jesús, en cambio, siempre estuvo rodeado de mujeres que le seguían desde Galilea, citando textualmente los evangelios. Esto es, que le seguían casi desde que inició su ministerio.

El Génesis es el libro de la Biblia que narra la Creación. Los historiadores sugieren, no obstante, que el Génesis era, en realidad, una recopilación de textos escritos a lo largo de varios siglos del primer milenio antes de Cristo y, por tanto, tuvo numerosos autores. Así, aquella variedad de textos dejó numerosas contradicciones, productos de solapar una versión sobre otra anterior. En el mito cosmogónico de la Creación, podemos leer que Dios hizo al hombre, macho y hembra los creó y, a continuación, nos narra el mito de la costilla de Adán.

Así pues, tenemos dos versiones diferentes de la creación en un mismo texto. La primera, nos cuenta una versión igualitarista de la creación; Dios hizo al hombre (en el sentido de homo, es decir, humano), macho y hembra los creó. La segunda es una versión profundamente machista, pues la mujer es presentada como un complemento, un ser humano secundario, que ha nacido del hombre (de la costilla de Adán).

¿En cuál de las dos versiones creía Jesús? Cuando el galileo predica a sus seguidores, hace referencia a la primera de las versiones del Génesis (aquella en que Dios hizo al género humano macho y hembra). Es decir, Jesús pensaba que el hombre y la mujer habían sido creados por Dios de la misma manera.

Como hemos dicho anteriormente, los rabinos del siglo I después de Cristo (contemporáneos a Jesús) no tenían relación con mujeres y, según los evangelios, Jesús estaba permanentemente rodeado de ellas. ¿Significa esto, sumado al hecho de que aceptaba la versión “igualitarista” de la Creación, que Jesús no era machista? No del todo.

Jesús no creía en el divorcio, salvo en los casos en los que (cito, textualmente) el marido pesca a la mujer en adulterio. No hace mención alguna de qué el divorcio sea lícito si se da la circunstancia inversa.

Por otra parte, esa misma creencia sobre el divorcio, así como sobre la versión igualitaria del Génesis, era compartida por los esenios, un movimiento judío que tenían una concepción bastante machista de la mujer. Jesús, por su parte, era (con toda probabilidad) de la comunidad judía de los fariseos (aunque los criticó duramente a lo largo de su ministerio), pero con obvias similitudes con los esenios.

Se puede decir, por tanto, que Jesús era (probablemente) menos machista que la mayoría de los rabinos de su tiempo, pero no estaba exento del machismo común en la época.



¿Cómo era la relación de Jesús con su familia?

Que Jesús tenía hermanos y hermanas no es ningún secreto. Tanto en los evangelios canónicos (Mateo, Lucas, Marcos y Juan) como en los numerosos evangelios apócrifos, los textos que hacen referencia a los hermanos de Jesús son tan numerosos que su certeza parece evidente.

Teniendo en cuenta que la Iglesia sostiene la virginidad de María, y que Jesús era el hijo unigénito de Dios y, por tanto, el único nacido sin intervención masculina, ¿cómo pudo tener María otros hijos?

La respuesta es sencilla; el cristianismo primitivo sostenía que María fue virgen cuando concibió a Jesús (para así justificar el nacimiento prodigioso del hijo de Dios), pero no especifica que después siguiera conservando la virginidad. De hecho, en algunos textos se sugiere que María, luego de concebir al hijo unigénito de Dios, “usó” su matrimonio. Esto es, tuvo más hijos de manera natural.

Al parecer, y según numerosos textos (tanto canónicos como apócrifos), María y sus hijos no aceptaron (por lo menos al principio) la misión ministerial de Jesús, al que buscaron pensando que se había vuelto loco. Cosa normal cuando un albañil y carpintero abandona su pequeño taller y se dedica a predicar por los caminos.




¿Estaba Jesús casado?

La imagen de Jesús como célibe fue muy posterior a su muerte. En el siglo I después de Cristo, los rabinos no tenían ningún impedimento para tomar esposa, por lo que no hay ninguna razón objetiva por la que Jesús no fuera casado o, tal vez, viudo. En algunos textos apócrifos le hacen marido de una tal Salomé, de la que cuentan que comió en su mesa y ascendió a su lecho. Una manera de decir que contrajeron matrimonio. En otros textos lo relacionan sentimentalmente con una tal María de Betania, o la famosa María Magdalena, con la frase de Jesús amaba a María Magdalena más que a cualquier otra mujer.



Aunque todo lo relacionado con Jesús oscila entre la historia y la fe es, sin duda, sumamente interesante. Con alrededor de dos mil libros publicados al año en torno a su figura es, de lejos, el personaje sobre el que más tinta se ha vertido y, al mismo tiempo, uno de los más misteriosos de nuestra historia.






Heil Macarena. Lo que nadie se ha atrevido a publicar. AQUÍ




2 comentarios:

  1. Jesús era un hombre inteligente.

    ResponderEliminar
  2. Vivía de las mujeres, él y su grupo como podemos constatar en LUCAS 8 2 y 3:
    8:2 y también algunas mujeres que habían sido curadas de malos espíritus y enfermedades: María, llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios;8:3 Juana, esposa de Cusa, intendente de Herodes, Susana y muchas otras, que los ayudaban con sus bienes.

    ResponderEliminar