martes, 6 de octubre de 2015

Un gol en el descuento




En la foto: Pablo Iglesias posando detrás de un Quercus petraea


La inminencia de las elecciones generales ha enloquecido el partido. En el descuento, unos y otros quieren meter un golito que les dé posibilidades de ganar el encuentro, y la desesperación de quienes ven escapar sus opciones de ganar el trofeo conduce a algunos jugadores a abandonar la ética deportiva en un maquiavélico “fin que justifica cualquier medio”. A medida que se acerca el día de abrir las urnas, Pablo Iglesias ve como la Moncloa se le escurre entre los dedos.


El partido que una vez se situara en la primera posición en intención de votos ha experimentado un pronunciado descenso al vacío en todas las encuestas. Su secretario general, Iglesias, se ha visto obligado a bajar al barro y sacar su más sucio y recalcitrante populismo, aprovechándose del sufrimiento y sacando rédito de la muerte, como buen generista. Cuando tres familias aún lloran el asesinato de sus seres queridos, Iglesias se ha saltado las condolencias o muestras de apoyo a los afectados para ir directamente a lo que le importa, arañar votos en el tiempo de descuento. Este era su tweet.







El feminista Pablo Iglesias arroja las últimas víctimas de violencia doméstica al adversario político como si se trataran de estrellas ninja, responsabilizándoles directamente de sus muertes, asegurando que los últimos crímenes guardan relación con el hecho de haber reducido el presupuesto destinado a dicha cuestión. Es decir, las políticas de recortes y austeridad han permitido la sucesión de las últimas muertes violentas. Para un politólogo y analista con su currículum el hecho de que en 2015 hayan muerto menos mujeres por violencia doméstica que en los seis años precedentes (sí, incluyendo los dos últimos años de gobierno socialista), no significa nada.


Según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, han perdido la vida 34 mujeres a manos de sus parejas, ¡el dato más bajo registrado desde 2009! A la luz de este dato cabría preguntarse, señor Iglesias, ¿en qué ha afectado exactamente los recortes presupuestarios en las políticas de violencia de género cuando este año registra el número más bajo de víctimas desde 2009? No soy un analista experto como usted pero, ¿no le parece que contradice su discurso?






Heil Macarena, lo que no se cuenta en ningún medio. AQUÍ










2 comentarios:

  1. Seamos un poco serios, ¿realmente hace algo diferente al PSOE en especial enfasís? Si, que lo que Pablo dice abiertamente el PSOE solo lo insinúa pero el mensaje es el mismo.

    Y no le preguntes nada con lógica Tivi, a esta clase de seres la lógica es su peor enemigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ENtre PSOE y Podemos no hay ninguna diferencia, y si me apuras, el PP tampoco estaría demasiado alejado. ¡Saludos!

      Eliminar