domingo, 15 de noviembre de 2015

El terrorismo yihadista; una cuestión de género








La noche del viernes, más de ciento veinte personas morían a manos de terroristas islamistas radicales. Una nueva demostración de fracaso de la Alianza de Civilizaciones, la infecunda iniciativa de un presidente mediocre –Rodríguez Zapatero- ávido de reconocimiento internacional. Además de ser un evidente plagio de otra propuesta anterior, el “Diálogo” de Jatami de 1998, la Alianza de Civilizaciones incurría en un error de base; no existe (ni debe existir) diálogo con países que violan los Derechos Humanos.

Si se entienden que dichos derechos son inalienables de la condición humana (esto es, que nacen con el ser humano por el hecho de serlo) y no de la cultura en la que alguien nace, ¿cómo establecer siquiera la posibilidad de conversar con países donde no existe libertad sexual, religiosa o igualdad de derechos?

Tan sólo pocos meses antes de la propuesta, unas bombas con metralla habían segado la vida de casi doscientas personas en la estación madrileña de Atocha. Poco después morirían más de cincuenta en los atentados de Londres, y el fundamentalismo se ha cebado ahora con el pueblo francés, desde el ataque al seminario Charlie Hebdó hasta los ocurridos la noche del 13N.

Cuando Francia aún llora la muerte de tantos, y sigue identificando cadáveres, y los médicos se afanan para que la cifra se quede en “sólo” ciento veintinueve asesinados, y sobrepasando el límite democrático de la idiotez, Laura Freixas puso a prueba nuestra capacidad para la estupefacción con el siguiente tweet.








Por su parte, Barbijaputa nos aportaba también su sabiduría.







Ya que a Barbijaputa le encantan las metáforas infantiles (su analogía sobre agresiones sexuales y camareros que reparten copas envenenadas en una fiesta aún me arrancan una sonrisa tierna), le explicaré lo desacertado de su tweet con otra comparación infantil pero muy ilustrativa.

Imagina que tres negros entran en un centro comercial armados con kalashnikov y masacran a todo aquel con el que se tropiezan. Supongamos que la investigación determina que no hay ideología política ni racial, ni de ninguna otra índole. Es decir, se trata de matar por matar. ¿Tendría sentido mencionar que son negros? ¿Es una información imprescindible para comprender lo sucedido? Si todos los titulares de prensa hicieran especial hincapié en que son negros, ¿sería una manera ética de informar sobre la matanza? Obviamente no, porque la raza no ha tenido relevancia en ese ataque.

Sin embargo, para Barbijaputa, el sexo de los atacantes tiene tanta importancia como los motivos religiosos que impulsó a los fanáticos a inmolarse luego de perpetrar la peor masacre en Europa desde el 11M. O quizás más importante aún.

Este es otro ejemplo del incomprensible e hipócrita concepto de multiculturalidad de los rojillos de consigna y panfleto, dónde mencionar la religión de un terrorista religioso es islamofobia, al tiempo que atacan con inusitada virulencia al catolicismo. Como Sánchez o Iglesias cuando dice que se deben retirar los crucifijos de las aulas –cosa que me parece bien- pero defienden, al mismo tiempo, que en los comedores escolares se sirva carne de animales sacrificados al rito Halal para niños musulmanes –frivolidad que paga el contribuyente, por cierto-.

Socialismo revanchista cuya prioridad no es construir una sociedad mejor basada en sus principios, sino vengarse de una guerra que perdieron ochenta años atrás. Sin hacer alardes de amor patrio –he dicho en incontables ocasiones que ser español no me produce, precisamente, una especial satisfacción- no pude evitar sentir envidia al ver a los parisinos, cuando más arreciaba las bombas y los disparos, entonar al unísono la Marsellesa. El socialismo español, con Sánchez e Iglesias a la cabeza, seguido de la turba acomplejada que les idolatran en las redes sociales, no habrían desaprovechado la ocasión para tildar el momento de rancio, casposo y –la palabra mágica- fascista.

Pero al margen de ese nuevo e inmoral intento de “masculinizar” la violencia -que redunda en tantos beneficios para estas neofeministas- se les ha olvidado mencionar que había una mujer en el ataque perpetrado el 13N, como hubo otra mujer –Hayat Boumeddiene- en el atentado contra el seminario francés, como tantas otras detenidas en Gran Canarias, Ceuta, Melilla y otras parte de la geografía española en labores de captación de niñas y jóvenes para ser convertidas en esclavas sexuales.


Pero sí, el terrorismo yihadista también es una cuestión de género…   






La verdadera historia de la Ley de Violencia de Género que no te han contado. En sólo dos minutos; AQUÍ



12 comentarios:

  1. Hay temas que merecerían considerarse tabú en tiempos difíciles.

    Lo de estas señoras NO tiene nombre, lo mires por donde lo mires. Intentar insinuar que el terrorismo yahidista es una cuestión de machismo... es como sugerir que el conductor borracho que atropelló a una mujer saltándose la señalización lo hizo porque la peatón era mujer.

    ¿Hasta que punto pueden intentar manipular estas víboras?

    No sé quienes son peores si estas señoras, o los cerdos buenistas e izquierdistas que bombardean twitter chillando que en Siria pasa continuamente esto y nadie en Europa llora. Ahora para sentir dolor, debemos ser unos brillantes seres con una moral intachable, de lo contrario eres un sucio capitalista.

    Podemos con su mensaje de paz y amor, y esta gente que asegura con los cuerpos aún calientes en París que el pasivismo contra el terrorismo yahidista es la mejor solución, merecerían que los llevaran a alguna morgue y viera con sus propios ojos que el terror que ellos desdeñan es real y no una mera noticia internacional.

    Que dejen de extrapolar este suceso, hacer campaña y sobretodo a hacer falsos exámenes de moral, cojan su ego y se la traguen sin rechistar.

    Ya estoy bastante harta de estos mermados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, en Occidente (y, particularmente, en España) no hay unidad ni siquiera ante situaciones como estas, y casi toda la culpa la tiene la pobre izquierda que padecemos en este país. A la luz del 13N, Dani Mateo tuiteó algo así como que era una reacción lógica a los bombardeos europeos en oriente. Los rojillos televisivos aprovechan incluso esto para atacar a sus odiados enemigos, que no son los que cortan cabezas europeas, sino la derecha.

      Eliminar
  2. Elocuente y verad.
    Envidio , pese a los dolorosos momentos que atraviesan sus ciudadanos , al pueblo francés.
    Un gran pueblo , que demuestra que frente a la barbarie de los asesinos se une y canta al unísono su himno patrio en muestra de unión.
    Viva Francia y el pueblo francés .
    Tivi , tienes el don de saber trasmitir por la escritura lo que much@s pensamos.
    No dejes nunca de escribir .
    Eres grande .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Reynerio. A mí también me gustó ver la unidad francesa ante el ataque, cosa que, por desgracia, no vimos en España cuando nos tocó la tragedia.

      Eliminar
  3. Elocuente y verad.
    Envidio , pese a los dolorosos momentos que atraviesan sus ciudadanos , al pueblo francés.
    Un gran pueblo , que demuestra que frente a la barbarie de los asesinos se une y canta al unísono su himno patrio en muestra de unión.
    Viva Francia y el pueblo francés .
    Tivi , tienes el don de saber trasmitir por la escritura lo que much@s pensamos.
    No dejes nunca de escribir .
    Eres grande .

    ResponderEliminar
  4. Tivi, por una vez no comparto su artículo. La parte en la que menciona el 11M está, desde mi punto de vista, totalmente de más. Ninguna de las doce bombas que estallaron contenía metralla, pues ninguno de los 192 cadáveres tenía metralla en sus restos. Sólo apareció metralla en una mochilá que apareció más de quince horas después por arte de magia en una comisaría, que "islamizó" la investigación. No hay ninguna prueba en el escenario del crimen que se haya investigado. Todo lo juzgado lo has sido por dos pruebas ajenas a la masacre: esa mochila que apareció en Vallecas y una furgoneta en la que apareció resto de un explosivo, cuando ya estaba en la comisaría de Canillas, porque cuando fue encontrada en Alcalá ningún perro de los que se adentraron en ella detectó explosivo alguno en su interior, y, para más inri, este explosivo pertenece al mismo cartucho que la muestra que, del depósito de los TEDAX, se facilitó para su cotejo.
    En todo lo demás, completamente de acuerdo. La mención del 11M como si fuese un eslabón más de una cadena en la que otros eslabones son los atentados en el metro de Londres y los del pasado viernes en París es, simplemente, una falta escandalosa a la verdad. Hasta el Tribunal Supremo dijo en su sentencia que el 11M (entira) no tenía nada de "yihaidista".
    Si necesita contrastar información y datos, todos ellos parte del sumario y la sentencia, gustosamente le enviaré lo que necesite para comprobar mi afirmación.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no hay dudas de la autoría del atentado del 11M. Que se utilizara posteriormente con fines políticos o de cualquier otra manera sería otro debate. ETA no disponía de los recursos suficientes para haberlo perpetrado en ese momento y pensar en otra entidad entraría ya en el terreno de la conspiranoia.

      Eliminar
  5. La culpa de todo, como dirian sanchez o iglesias, es de Franco. Y en eso tendrian razon, porque Franco mato o condeno al exilio a toda la izquierda inteligente, o mejor dicho a todos los inteligentes de izquietdas, condenando a España a sifrir eternamente a estas ordas de gilipollas de izquierdas. Que falta nos hubiera hecho en España algun ser inteligente de izquierdas que hubiera contagiado a estos payasos algo de inteligencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he criticado más la inexistencia de una izquierda responsable que a la propia izquierda. Franco tuvo buena parte de culpa y, en general, nuestra nefasta educación también jugó su papel.

      Eliminar
  6. El 34% d los ataques yihadistas los cometen mujeres: http://www.abc.es/espana/20140812/abci-mujeres-yihadistas-atentados-201408112138.html
    Y el % de muertes x VDyG a manos de mujeres en España, ES SUPERIOR a ese 34%
    #existen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Datos muy necesarios para comprender que el neofeminismo sólo ofrece datos sesgados, convenientes para masculinizar la violencia.

      Eliminar
  7. Son tan cortas de miras que ni siquiera ven que el islamismo radical sacrifica alegremente a los hombres como carne de cañón, mientras que suele "proteger" a las mujeres de ese sacrificio y les encarga tareas de reclutamiento y logística. Es un ejemplo más de hombres desechables.

    ResponderEliminar