viernes, 6 de noviembre de 2015

La súper-heroína Purple Witch



Portada del primer capítulo de Purple Witch.


Estalla la bomba en la última edición del Comic-Con de San Diego. El productor Kevin Feige, encargado del universo cinematográfico de Marvel, ha presentado el cómic de la nueva súper-heroína feminista Purple Witch. Hablamos con su autora, Donatella Jiménez, autora de cómics y activista feminista.



Entrevistador.- Hola, Donatella. ¿Puedo tutearte?

Donatella Jiménez.- No.


E.- Primero felicitarle por el enorme éxito de su obra, Purple Witch, que ha llevado a la prestigiosa editorial Marvel a…

D. J.- Bueno, ha sido un éxito moderado.


E.- ¿Éxito moderado?

D. J.- En la lista de ventas, concretamente por detrás de la novela de Olvido Hormigos, pero como la editorial inició una política de cuotas para incluir súper-heroínas, contactó conmigo. Yo había perdido la esperanza de que alguien leyera eso y ya había comenzado un curso de CCC de guitarra flamenca.


E.- ¿Por qué Marvel inició esa política de cuotas? ¿Los lectores demandaban eso?

D. J.- En realidad no, y las feministas ni siquiera hemos leído un cómic en nuestra vida, pero el mundo del cómic era del último que nos quedaba por quejarnos, y decidimos sentirnos ofendidas por nuestra exclusión. Entonces hicimos lo que solemos hacer para conseguir nuestros propósitos, usar métodos pacíficos de presión, chantaje, victimización y coacción para imponer nuestra visión. Y por fin tenemos el primer cómic de súper-héroes según la perspectiva feminista.


E.- ¿“Decidimos sentirnos ofendidas”? ¿He oído bien?

D. J.- Sí, desde el feminismo tenemos la necesidad de sentirnos ofendidas por algún colectivo al menos dos veces al mes. Hoy me ha dado por sentirme ofendida por el mundo del cómic e igual mañana me da por, no sé, ¿el budismo?


E.- ¿Qué puede contarnos de Purple Witch?

D. J.- Que es un auténtico coñazo.


E.- ¿Cómo?

D. J.- Sí, el cómic es un auténtico coñazo. Desde la asociación feminista MAMA, y para luchar contra el lenguaje sexista, la expresión “coñazo” significará “divertido” a partir de ahora.


E.- Sí, he visto que los bocadillos de las viñetas utilizan expresiones neutras para combatir el lenguaje sexista.

D. J.- Así es, queríamos adaptar el lenguaje para no ofender a ningún colectivo LGTB y, como resultado, comprender lo que pone en los bocadillos es más difícil que hacer un sudoku.


E.- Cuéntanos quién es Purple Witch.

D. J.- La historia cuenta las aventuras de Valeria Solano, una mujer adoctrinada por el patriarcado para ser heterosexual que se casa con un hombre normal; un padre irresponsable que se pasa el día viendo fútbol y bebiendo cerveza. Tampoco hemos querido abusar de clichés.


E.- ¿Cómo se convierte en súper-heroína?

D. J.- Valeria Solano decide divorciarse de Patrick, su marido, y éste la maltrata pidiéndole la custodia compartida del pequeño, un niño de diez años transexual. En una manifestación feminista conoce a Belén Gustafsson, de la que se enamora, liberándose de las cadenas opresoras del amor heterosexual de esta sociedad heterocentrista. Eso produce una catarsis que le lleva a liberar todo su potencial cerebral. He querido hacer una historia de súper-héroes realista, como el Batman de Cristopher Nolan.


E.- Háblenos un poco de usted, ¿qué le llevo al feminismo?

D. J.- Soy atea.


E.- No entiendo lo que ha querido decir…

D. J.- Es posible que sea porque mi respuesta no está en absoluto relacionada con la pregunta que me has formulado, pero tenía la necesidad imperiosa de decir que soy atea. De hecho, suelo decirlo cada diez minutos. Así, sin más.


E.- Vale, ¿cuándo comenzó su activismo?

D. J.- Soy feminista desde hace aproximadamente dos semanas. Justo cuando me di cuenta de que esta sociedad patriarcal me oprimía. No me dejaba salirme con la mía en el divorcio.


E.- Entiendo. Bueno, ha sido un placer, ¿quiere dirigirse al público?

D. J.- No.


E.- Buenas tardes, Donatella.

D. J.- Soy atea.


E.- Ya.



Estas son algunas de las reacciones de los lectores de Purple Witch.



Era necesario un cómics de una súper-heroína feminista. La sociedad lo pedía a gritos, según nuestras encuestas feministas.” Gertrudis Sttutmeyer, presidenta de la asociación MAMA.



Una mujer que descubre que la sociedad la ha empujado a la heterosexualidad pero termina descubriendo el liberador amor lésbico. Tiene mucho sentido.” Beatriz Gimeno, profesora de… asesora de… no se sabe muy bien su oficio.









Heil Macarena. Lo que los medios silencian, AQUÍ

10 comentarios:

  1. Me he partido de risa, madre mía. Por cierto buen homenaje, Valerie Solanos XD

    "Sí, desde el feminismo tenemos la necesidad de sentirnos ofendidas por algún colectivo al menos dos veces al mes. Hoy me ha dado por sentirme ofendida por el mundo del cómic e igual mañana me da por, no sé, ¿el budismo?"

    No pude parar de reír por el sencillo motivo de que es jodidamente realista.

    Como siempre genial Tivi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pil. Como siempre, detrás de una parodia siempre hay una verdad.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Jajajá. Todas y todos. Hay muchos caniches. ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Lo de decir que se es ateo sin ser preguntado es para nota.
    ...Y lo decir que se es ateo y de izquierdas sin ser preguntado es para matrícula.
    ¿Te suena, Tivi?

    ResponderEliminar
  4. Desde luego que es para matrícula, pero no entendí la pregunta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace algo más de un mes tuiteaste "casi te me escapas sin que te diga que soy muy de izquierdas y muy ateo" sin venir a cuento.
      Supongo que lo negarás, cual es tu costumbre, pero escrito está.

      Eliminar
    2. Era un comentario irónico, precisamente criticando que los de izquierda y ateos activista que son monotemáticos y siempre lo sueltan a la menor oportunidad...

      Eliminar
  5. A ver, después de lo de la portada alternativa del numero 41 de supergirl (joder que repercusión) yo, particularmente, me lo creo todo, así que has el farol de empezar poniendo un disclaimer a tamaño caracter 50

    cabronasso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconozco la polémica del número que me mencionas. Sigo sin saber a que te refieres.

      Eliminar