miércoles, 9 de diciembre de 2015

La destrucción de las relaciones entre hombres y mujeres




Curiosamente PP y PSOE de acuerdo con una ley



La Ley Integral de la Violencia de Género se fundamenta en una mentira. Es la legalización de un engaño del estado al pueblo. La LIVG se justifica en “la especial incidencia de la violencia de género en nuestro territorio” (frase sacada de la propia ley) cuando es rotundamente falso. En España no existe una incidencia especial en este tipo de violencia si nos comparamos con países que son el paradigma de la igualdad social, como Finlandia. De hecho, en España mueren 3,6 mujeres por cada millón de habitantes (Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia) muy por debajo de la media Europea, que se halla en torno a 6. Por tanto, es FALSO que exista una incidencia especial en nuestro territorio. 

Pero, además, es una ley heterófoba, pues en el mismo texto dice que toda relación afectivo-sexual está estructuralmente basada en la dominación de género. Es decir, todas las relaciones heterosexuales son machistas por naturaleza, lo que significa que apoya el binomio hombre-opresor y mujer-víctima. Además de heterosexista es falso, porque todos hemos experimentado relaciones (propias y de personas a nuestro alrededor) donde no se da ese desequilibrio de poder que, según el neofeminismo y el estado, aseguran como una certeza científica. 

Sin embargo, dicha ley sólo castiga (con una insistencia sospechosa) la violencia ejercida por el hombre hacia la mujer cuando les une una relación afectivo-sexual, pero cuando un hombre maltrata o agrede sexualmente a una mujer en otro contexto (por ejemplo, un jefe a una empleada), las leyes contra el machismo no se aplican. ¿Por qué? Con esto quiero aclarar que NO abogo por extender la LIVG (sólo sería multiplicar las injusticias y aumentar el poder de una nefasta ley), pero resulta paradójico que sólo se persiga, acose y se ataque violentamente las relaciones afectivo-sexuales entre hombres y mujeres y no, por ejemplo, las relaciones laborales. 

Apoyados en machaconas campañas fascistoides, que alimentan la pasión, la irracionalidad y las emociones animales en lugar de invitar a la reflexión y la razón, el estado ha conseguido su propósito; que la palabra mujer sea sinónimo de víctima, y que la palabra hombre pueda ser sustituida por opresor o agresor. Eso ha tenido un efecto beneficioso en la Industria de Género; ha aumentado el machismo en los adolescentes (curiosamente, aquellos que han crecido con esta ley, implantada en 2004). En resumen: 



1) Tenemos una ley fundamentada en dos mentiras: 1) Existe en España una incidencia especial en la violencia doméstica hacia la mujer, y 2) toda relación heterosexual es machista. 

2) Es una ley de ingeniería social, cuyo objetivo es destruir las relaciones entre hombres y mujeres. Crear guetos sexuales. Dividir a la población, siguiendo la máxima divide y vencerás. Ya que sólo se criminaliza las relaciones afectivo-sexuales entre un hombre y una mujer. 

3) No sólo es inefectiva, y ataca al varón heterosexual, sino que se ha detectado un repunte de machismo entre los más jóvenes (aquellos que ha crecido con la LIVG, en vigor desde 2004).










6 comentarios:

  1. Hoy, 10 de diciembre de 2015, es el Día de los Derechos Humanos. La LIVG viola Declaración Universal de los Derechos Humanos.
    http://www.un.org/es/events/humanrightsday/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy, más que cualquier otro día, la LIVG se convierte en una broma pesada.

      Eliminar
  2. Siempre he creído que este neofeminismo es una distracción a la par que votos fáciles para que los políticos hagan lo que les salga del nabo.

    ResponderEliminar
  3. Espero una entrada sobre la propuesta de Ciudadanos sobre la violencia de género. ¿Para cuándo?

    ResponderEliminar
  4. Sobreproteger es no dejar crecer. La igualdad se demuestra andando y apechugando. Abajo la Ley Integral de Violencia de Género, una vergüenza para cualquier mujer que se considere feminista en el sentido auténtico del término.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo. Además de mencionar que la LIVG no salva vidas (a las estadísticas me remito) y ha generado un repunte de machismo, precisamente, entre los jóvenes... aquellos que han crecido con la LIVG, la custodia monoparental impuesta, la propaganda estatal y neofeminista, etc. Es decir, NO ayudan a la mujer y, además, CREAN machistas.

      Eliminar