jueves, 31 de marzo de 2016

Enciclopedia Izquierdista: Volumen I






Historia de España (contada por la izquierda) 

En una estrecha y montañosa franja de tierra en el norte, Pelayo, caudillo astur y primer fascista de España, masacró a unos inmigrantes musulmanes que habían cruzado las montañas y querían mezclarse pacíficamente con la cultura española alfanje en mano y al grito de ¡infieles! Posteriormente, y transgrediendo los Derechos Humanos, levantó muros coronados de concertinas para que no pudieran entrar. Así fue como se comenzó a formar la semilla del futuro Estado opresor y plurinacional de España.

España era un país violento y militarista. Con ayuda de un falangista islamófobo llamado Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid, conquistaron Valencia. Poco a poco, los musulmanes fueron despojados de sus legítimas tierras hasta quedar reducidos al Reino Nazarí de Granada. Los Reyes Católicos, tataranietos de Franco y creadores del escudo franquista, conquistaron Granada, hecho por el que el xenófobo Estado español aún no ha pedido disculpas públicas. 

Formado ya el Estado plurinacional de España, un imperialista de nombre Cristóbal Colón descubrió América y sometió a los pacíficos reductores de cabezas y caníbales que la poblaban. Estudios recientes han demostrado científicamente que América era una suerte de Jardín del Edén, y que los incas no eran un imperio que sometía a las culturas más débiles, y que los mayas no sacrificaban bebés en Chichen Itzá, y los aztecas no eran esclavistas. Así pues, nacía el imperialismo capitalista español. A día de hoy, el xenófobo Estado español aún no ha pedido disculpas públicas por ello. 

Con el tiempo, las ideas revolucionarias de la izquierda, la justicia social y la soberanía popular llegaron a España, y nació así la II República. Hombres y mujeres danzaban agarrados de la mano, y había renta básica universal, sanidad pública y Estado de bienestar, además de un clima político sano y tranquilo. Pero un oscuro grupo de fascistas, con ayuda de la Conferencia Episcopal, dio un golpe de Estado, e instauró una cruenta dictadura que perdura hasta la actualidad, pues a la muerte de Franco le sucedió su hijo Juan Carlos I, perpetuando el franquismo. 

Entre la década de los 70 y los primeros años del siglo XXI, un grupo de valerosos gudaris de la nación oprimida de Euskadi, fundó el grupo antifascista ETA, que luchó valientemente contra el régimen opresor del Estado español. Por desgracia, ETA fue derrotada. En la actualidad, intelectuales como Alfon (preso político próximo a Nelson Mandela) y Barbijaputa (que ha recogido el testigo de Clara Campoamor) están llevando las ideas correctas (que son las de la izquierda, obviamente) hacia un nuevo y prometedor futuro. 


Glosario de término; Fascismo:  Técnicamente, todo lo que no es socialismo. Aquí entra no sólo el fascismo como tal sino las ideas liberales, libertarios, librepensadores e, incluso, la izquierda moderada. 

Conferencia Episcopal: Fundada por Fray Luis de Torquemada, cambió su nombre de Santo Tribunal de la Inquisición por Conferencia Episcopal. A Torquemada le sustituyó Monseñor Rouco Varela. Es una institución concebida para someter a la mujer. La manera más eficaz de combatir tan abyecta institución patriarcal es hacer un escrache en tetas al grito de ¡vamos a quemar la Conferencia Episcopal, por fascista y patriarcal! o ¡menos alzacuellos, más Paracuellos! 

ETA: Es una organización pacífica de boy scouts vascos que, obligados por las circunstancias, decidieron combatir al régimen fascista opresor poniendo bombas en cafeterías opresoras y centros comerciales fascistas.





1 comentario:

  1. Lo de Colón es mear fuera del tiesto. Entre otras cosas porque haces como las feministas, reducir un grupo heterogéneo de indígenas a los imperios Inca y Azteca y estos a su vez a una caricatura. No se le perdió nada a los españoles en América del Sur y seas de izquierdas o no es justo ver aquello como lo que fue, una invasión colonialista.

    Lo del canibalismo y los sacrificios es la versión de los colonos.

    Está muy bien el blog y comparto casi todo lo que escribes pero eso me ha parecido de mal gusto (y no soy progre ni feminista ni de izquierdas, por eso estoy aquí precisamente y no leyendo el blog de alguien de Podemos).

    ResponderEliminar