lunes, 21 de marzo de 2016

Violencia suave




Belén Alvite, responsable del Centre d´Estudi i Prevenció de Conductes Addictives (Cepca), del Consell de Ibiza


Los viejos anuncios que llamaban a la denuncia de la violencia de género solían mostrar a una mujer de mediana edad y el rostro marcado por una reciente paliza. Ojo amoratado, pómulo hinchado y labio partido. Al parecer, la industria necesitaba incrementar el número de denuncias y dirigieron el aparato publicitario a tal efecto, empleando para ello auténticas estrategias de marketing. 

En primer lugar, redujeron la edad de la mujer maltratada, pues es sabido que el target adolescente es el que consume con mayor avidez de la sociedad actual, y ahora presentan a una muchacha de en torno a quince años. Para asegurarse el deseado incremento de denuncias, bajaron también el listón de lo que se considera maltrato, y la protagonista del spot ya no tiene el ojo amoratado, ni el pómulo hinchado, ni el labio partido, sino que, simplemente, recibe muchos WhatsApp en el que le preguntan dónde está. 

Hay quienes dicen que ciertas actitudes como los celos, el control de las redes sociales o el aislamiento de los amigos de la pareja son formas de violencia de género más sutiles que, con el tiempo, pueden conducir a formas de violencia más brutales. Muchos no dudan en categorizarlas como violencia suave o violencia sutil hacia la mujer. Aunque ciertamente son comportamientos tóxicos e inaceptables, ¿son verdaderamente formas de violencia hacia la mujer, por el hecho de serlo? 

Según el estudio Sextima del Consell de Ibiza, realizado sobre chicos y chicas que cursan segundo de ESO, vemos que las actitudes tóxicas de celos y control son más frecuentes en ellas que en ellos. Concretamente, el 30,9% de las chicas controlan o vigilan las redes sociales de sus chicos, mientras el 16,5% de ellos hacen lo propio con sus respectivas chicas. Es decir, el doble de las situaciones de control a través de las redes sociales es en dirección chica-chico. 

El estudio prosigue señalando que no hay una diferencia significativa en función de sexos sobre el aislamiento social. Aproximadamente el mismo porcentaje de varones y féminas de 13 a 14 años (un 5%) no tolera o asume que su pareja haga planes con amigos en los que no estén ellos/as. Luego demuestra que el aislamiento forzoso de la pareja de su grupo de amigos no es un problema específicamente machista, sino que carece de género. 

En la resolución de conflictos, el estudio reveló que existe un empleo porcentualmente mayor de los gritos en chicas que en chicos a la hora de discutir. Y los celos –utilizados también por el Feminismo de Estado como forma de violencia típicamente machista- se revela más frecuente entre las féminas que entre sus compañeros sentimentales. El 30,1% de las chicas se reconoce como celosa habitualmente, frente al 18,7% de los chicos. Un 53,3% de las encuestadas afirman ser celosa a veces, contra el 47,1% de ellos. 

Pese a los resultados del estudio, la encargada de presentarlo, Belén Alvite, asegura que el control y los celos son signos de alerta para detectar actitudes machistas. No importa que su propio estudio haya revelado que el control de las redes sociales, los gritos en las discusiones o los celos se presenten en mayor medida en las adolescentes que en los adolescentes. Lo que importa es decir que todo es machista, devaluar el término para que todo sea violencia machista, y que la industria siga funcionando, aunque para ello sea necesario aplicar un diagnóstico falso y seguir perpetuando el problema.








3 comentarios:

  1. NO TE CORTES: Programa de atención para adolescentes víctimas de violencia de género

    http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_InfPractica_FA&cid=1354194793001&idConsejeria=1109266187278&idListConsj=1109265444710&idOrganismo=1109266228570&language=es&pagename=ComunidadMadrid%2FEstructura&sm=1109266100977

    Información para chicas. Revisa tu relación de pareja: Los celos no son una expresión de amor... etc.

    ResponderEliminar
  2. NO TE CORTES: Programa de atención para adolescentes víctimas de violencia de género

    Vídeo
    http://www.madrid.org/media/mujer/notecortes.mp4

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el aporte.
    ¿Podrías facilitarnos el estudio completo?
    Los medios no hablan de esta información del estudio y no aportan el texto completo de este.

    ResponderEliminar