jueves, 9 de junio de 2016

Presunción de culpabilidad



Algunos de los tuits contra Johnny Depp


Una reciente noticia convulsionaba las redes sociales, en especial, la siempre sensible y susceptible comunidad twittera. Amber Heard, pareja del celebérrimo actor Johnny Depp, interponía contra él una denuncia por malos tratos. Con una carrera plagada de éxitos como Platoon, ¿Quién ama a Gilbert Grape? o Donnie Brasco, también se convirtió en un icono para los más jóvenes y en todo un ídolo de masas adolescente gracias a interpretar a cierto excéntrico pirata. Pero cuando estalló la bomba, la presunción de inocencia se debió volatilizar en la deflagración mediática, porque la red social del pajarito azul se convirtió en un hervidero de quinceañeros vestidos con toga y mazo dictando sentencias condenatorias. 

Poco después, su hija Lily-Rose, obra de su matrimonio anterior con Vanessa Paradise –con quien Depp había mantenido una relación de catorce años- acudía a otra red social para negar que su padre fuese un maltratador. Resulta, cuanto menos significativo, que una testigo directo de la relación entre Johnny Depp y sus compañeras sentimentales, negase la posibilidad de que el actor tuviese una personalidad violenta. También la propia Vanessa Paradise sacó las uñas por su expareja, afirmando que Depp nunca había tenido hacia ella una actitud agresiva. Pero el caso iba a adquirir un giro extraño con la publicación de los antecedentes sentimentales de Amber Heard. 

En 2009, fue detenida por agresión a su pareja de entonces, Tasya Van Ree. El episodio, además, no pudo suceder en un lugar más concurrido; el aeropuerto de Seattle. Una discusión desencadenó que Amber agarrara violentamente del brazo a su novia y le propinara un puñetazo. Es evidente que este hecho no invalida, per se, la acusación que pesa sobre Depp, pero a las declaraciones sostenidas por Lily-Rose se sumaron pronto la de los guardias de seguridad Jerry Judge y Sean Bett, que han sido testigos de la convivencia entre ambos desde antes de que se casaran. Los dos coinciden en que era Amber Heard quien solía ser violenta, llegando a lanzar botellas al actor y guitarrista, y que, frecuentemente, tenían que intervenir para separarla de Depp. 

Pero aún más clarificador resulta las declaraciones de los agentes de policía que acudieron al domicilio luego de la discusión que desencadenaría la denuncia de la también actriz Amber Heard, en las que afirmaban que no habían visto en el rostro de Heard las señales de golpes que posteriormente exhibió en las polémicas fotografías. 

Sea como fuere, será la justicia quien debe dictaminar cuál de los litigantes tiene la razón, pero el acto reflejo de aceptar la palabra de la denunciante cuando de violencia doméstica se trata como si fuera las Tablas de la Ley es revelador. Porque una mujer no puede mentir.






1 comentario:

  1. Perdona, pero eso es mentira, lo de " pero el acto reflejo de aceptar la palabra de la denunciante cuando de violencia doméstica se trata como si fuera las Tablas de la Ley es revelador. Porque una mujer no puede mentir".

    Y en este caso se ve claramente. No voy a entrar a valorar quien miente y quien dice la verdad, pero cuando salio la noticia en Twitter la mayoría de mensajes eran a favor de Depp. Que quieras distorsionar la realidad a tu conveniencia me parece bastante cutre y deja tus demás argumentos por el suelo.

    Ahora eres tu quien pone en duda como acto reflejo la palabra de la mujer.

    ResponderEliminar