viernes, 22 de julio de 2016

Argumentos falaces II



Aristóteles, padre de la lógica.


Continuamos exponiendo y analizando argumentos habitualmente esgrimidos por el neofeminismo, y que son objetivamente falaces, según las leyes de la lógica. 



Existe el patriarcado porque a mi amiga la acosaron por la calle, a mi vecina le siguieron una noche y a mí me dijeron cosas en el metro. 
Este argumento falaz es conocido como evidencia anecdótica (o prueba anecdótica). Consiste en enumerar una serie de anécdotas personales y extraer una conclusión generalizada de ella. Podemos ver otra variante del mismo argumento. 




En las guerras la mujer son las principales víctimas, pues a menudo son violadas, como relató esta chica ugandesa en un artículo. 
Poner ejemplos concretos, por muy numerosos que sean, no pueden aceptarse para extraer generalidades. En el primer ejemplo, además, nos encontramos con el problema de que son anécdota de incontrastable naturaleza. ¿Cómo puedo saber si es verdad lo que le pasó a tu amiga o a tu vecina? Las anécdotas personales no pueden tenerse en cuenta en un debate porque, además de no poderse demostrar, no indican un patrón o generalidad. 

Con respecto al segundo ejemplo; el relato de la chica ugandesa puede ser terrible, pero esgrimirlo como argumento en apelar a las emociones, no a la razón. Si quieres demostrar algo en un debate serio debes recurrir a estadísticas. Pero claro, a veces las estadísticas no nos respaldan. 



¿Dices que hay denuncias falsas? ¿Insinúas que las mujeres mienten y no sufren maltrato? 

Esta común argumentación corresponde a una de las falacias más usadas; el hombre de paja. Consiste en deformar la argumentación del oponente mediante la burla o la exageración. En este caso es evidente que decir que hay denuncias falsas no implica, en ningún caso, que no haya muchas mujeres que sufren violencia doméstica y que denuncian justamente. 



Si decimos que hay muchas denuncias falsas, las mujeres tendrán miedo de denunciar porque no las creerán. 

Esta falacia es conocida como ad Consequentiam; consiste en decir que algo conducirá a una consecuencia que no está demostrada, y aunque lo estuviera, no quita que lo que se ha dicho no sea cierto.








Artículos relacionados: AQUÍ




1 comentario:

  1. Ya. El problema es que hay estadísticas sobre las violaciones a mujeres durante conflictos bélicos y son sistemáticas y masivas. De hecho son un arma de guerra más.
    Sobre el acoso callejero a mujeres también hay estadísticas y se han realizado estudios de campo sobre ello. Incluso están documentados gráficamente.
    Por último afirmar que hay muchas denuncias falsas sin aportar datos estadísticos sobre ello es una falacia que no se sostiene con nada.

    ResponderEliminar