martes, 13 de septiembre de 2016

Las novias de



Tania Sánchez y Rita Maestre



Recientemente, dos políticas de Podemos, Tania Sánchez y Rita Maestre, enviaban un comunicado en el que expresaban su indignación con los medios, que frecuentemente se dirigen a ellas por “las novias de” o “las exnovias de” haciendo referencia a la relación que mantienen o mantuvieron con dos mediáticos políticos (Pablo Iglesias e Íñigo Errejón). No emplean la palabra “machismo” pero hacen una obvia referencia a ella en el contenido del comunicado. “Se ha acabado el monopolio político masculino” y “la política no es el cortijo de los hombres”. 

Por un lado, ¿es una actitud realmente machista la de los medios que se refieren a ellas como las “novias de”, o se ha vuelto a emplear la palabra “machista” de nuevo a la ligera para conseguir rédito político? En primer lugar veamos el tratamiento mediático de otras mujeres de la política de nuestro país; 

Rosa Díez (UPyD), a la que ningún medio se ha referido jamás como “la mujer de Iñaki Fernández de Ochoa”. Susana Díaz (PSOE Andalucía) no es “la mujer de José María Moriche”. Ningún medio se ha referido a Teresa Rodríguez (Podemos Andalucía) como “la novia de”. Tampoco Manuela Carmena es mujer de Eduardo Leira para los medios. Lo mismo podemos decir de Cristina Cifuentes, Carolina Bescansa, Soraya Sáez de Santamaría, Ada Colau, Rita Barberá, María Dolores de Cospedal o Esperanza Aguirre. De hecho, prácticamente se podría decir que, en realidad, ellas dos son las únicas mujeres de la política española a la que los medios se refieren como “novias de”. 

La primera conclusión parece obvia; de algo que les afecta casi exclusivamente a ellas sacan una generalización (nos pasa a todas las políticas, o más aún, a todas las mujeres). Una alegoría perfecta de lo que se ha convertido el feminismo cuando el colectivismo lo engulló. “Si nos pasa algo (individualmente) es porque pertenecemos al “colectivo” de las mujeres, indudablemente”. En ningún caso puede ser porque se trate de Rita Maestre o Tania Sánchez. Esa idea está descartada. Es por ser mujeres. 

¿Por qué a cualquiera de las citadas no se las menciona como “novias de” y sí a Rita Maestre y Tania Sánchez? En primer lugar, ¿quiénes son Rita Maestre y Tania Sánchez? ¿Cuáles son sus logros, sus méritos políticos, sus hazañas personales o profesionales como para que la gente tenga que reconocerlas en una noticia por sí mismas? ¿Qué interés mediático suscitan? Mediáticamente son un cero a la izquierda. Y esa indiferencia que provocan en los espectadores no se debe a su condición de mujer (pues cualquiera de las mujeres que menciono en el tercer párrafo sí suscitan interés mediáticos). Son, simplemente, anodinas. 

Tania Sánchez inició su andadura político asesorando al grupo municipal de Izquierda Unida en Rivas-Vaciamadrid (una ciudad de poco más de 80.000 habitantes). Su relevancia política era comparable a la de los miles de asesores, concejales, cabildos o funcionarios públicos de este país. No fue hasta que conoció a Pablo Iglesias, y de su mano abandonó Izquierda Unida y se unió a Podemos, pese a jurar y perjurar que no lo haría, cuando obtuvo esa relevancia mediática. ¿Y Rita Maestre? Su único mérito mediático fue escrachear una capilla de universidad. 

Así que sí, Tania y Rita. Sois “novias de” porque no habéis hecho absolutamente nada para merecer el reconocimiento de los ciudadanos, a diferencia de muchas otras políticas.





5 comentarios:

  1. ¿De quien c... es novia la Rita Maestre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo fue del otro macha Alfa de Podemos: Íñigo Errejon

      Eliminar
    2. Lo fue del otro macha Alfa de Podemos: Íñigo Errejon

      Eliminar
  2. Has dado en el clavo de principio a fin. Cómo mola el feminismo para quitarse las culpas de los problemas.

    ResponderEliminar
  3. La última frase sobra, bueno y el resto del articulo también. Rita y Tania ejercen cargos públicos y te gusten más o menos, los medios deberían tratarlas con un poco de educación. Se que cuesta, que os cuesta, pero haz el favor de intentarlo. Seguro que a ti no te haría ninguna gracia salir por primera vez en televisión y que te conocieran como el lameculos del PP. O igual si, vete tu a saber.

    ResponderEliminar